En qué se diferencia el papel del oro en una cartera de las criptomonedas

El rápido ascenso de las criptomonedas durante el último año ha llamado la atención de los inversores. A menudo, las inversiones en criptomonedas se equiparan a las inversiones en oro. A pesar de algunas similitudes aparentes, creemos que el oro se distingue de las criptomonedas, tanto fundamental como prácticamente. 

Nuestro análisis demuestra que el oro:

  • las fuentes de demanda de oro son más diversas.
  • la oferta y la propiedad de criptomonedas están más concentradas.
  • Las criptomonedas han contribuido principalmente al rendimiento de la cartera a través de rendimientos, pero han agregado un riesgo significativo.
  • El oro es un activo líquido de alta calidad y las carteras con criptomonedas pueden beneficiarse de mayores asignaciones al oro.
  • Los marcos regulatorios en evolución pueden cambiar la propuesta de valor de las criptomonedas.

El oro y las criptomonedas son fundamentalmente diferentes

El advenimiento de blockchain y las criptomonedas ha catalizado la innovación en la industria financiera. Su proliferación y reciente aumento exponencial de precios han capturado la imaginación de los inversores. Sin embargo, los desarrollos recientes en blockchain y criptomonedas no implican que las criptomonedas sean un sustituto del oro. 

El argumento de que el oro y las criptomonedas como son similares parece provenir de las percepciones de: 

  • su oferta limitada
  • su papel como alternativas a las monedas fiduciarias. 

Sin embargo, esta comparación es simplista y pasa por alto las diferencias fundamentales entre el oro y las criptomonedas, no solo en términos de su dinámica de mercado, sino también en términos de su desempeño y el papel que desempeñan en las carteras. 

El oro tiene una naturaleza dual

Las fuentes de demanda de oro son muy diferentes a las de las criptomonedas. Durante más de 2000 años, el oro ha servido como medio de intercambio y se ha utilizado como depósito de valor. El oro es propiedad de inversores institucionales e individuales, así como de bancos centrales ( Figura 1 ). 

A diferencia de las criptomonedas, el oro también es un bien de consumo.

Figura 1: La demanda de oro está vinculada a la inversión y el consumo

Composición de la demanda neta anual media *

* Basado en estimaciones de demanda neta anual promedio de 10 años que terminan en 2020. Se excluye la demanda de venta libre. 
** La demanda neta de joyería y tecnología se calcula asumiendo que el 90% del reciclaje anual proviene de la joyería y el 10% de la tecnología.

Fuente: Metals Focus, Refinitiv GFMS, World Gold Council


Publicado el 2 de febrero de 2021; revisado el 5 de febrero de 2021

© MIDAC Todos los derechos reservados